Por 5 noviembre, 2013 0 Comentarios Leer más →

Reseña: La vida de Pi, de Yann Martel

ficha tecnica vida de pi
Sinopsis

Pi Pattel es un joven que vive en India, su padre es el propietario y encargado del zoológico de la ciudad que decide emigrar a Canadá y procurarse una vida mejor con la venta de los animales. Tras complejos trámites, la familia Pattel inicia una travesía que se verá truncada por la tragedia: una terrible tormenta hace naufragar el barco donde viajaban. Pi tendrá que echar mano del ingenio para sobrevivir en un bote con varios animales mientras estos se ocupan de afianzar su puesto en la cadena de alimentación  y,  a  la  postre,  tendrá  que  defender  su  liderazgo  frente  al  único  que, previsiblemente, quedará vivo, un tigre. El joven intentará domar a la fiera, demostrar quien es el macho alfa y, de este modo, sobrevivir.

Primeras líneas

“Mi sufrimiento me dejó triste y abatido.

El estudio académico y la práctica constante y reflexiva de la religión me devolvieron la vida.

Todavía mantengo lo que alguna gente consideraría mis extrañas prácticas religiosas. Después de un año de educación secundaria, fui a la Universidad de Toronto y obtuve una doble licenciatura. Me especialicé en religión y zoología.”

Valoración personal, por Noel Álvarez

Cuando comencé la novela La Vida de Pi, del escritor canadiense Yann Martel, sabía que su lectura no iba a dejarme indiferente, dada la la fama que le precedía. Además, y quizá en parte, gracias también a su lograda adaptación cinematográfica, todo un alarde visual que seduce al espectador.

Estructurada en tres partes bien diferenciadas, esta hermosa fábula nos llevará a través de la azarosa vida del protagonista, Pi Patel, el hijo menor del dueño de un zoológico en la India poscolonial, bajo un único trasfondo común a partir del cual se articula la historia: el complejo equilibrio entre la fe y la razón.

En la primera parte de la novela el protagonista desarrolla en la infancia un fuerte sentido religioso que mantendrá durante toda su vida. En el seno de una familia laica y progresista y en una sociedad religiosamente muy segmentada, Pi vivirá su fe de una forma muy particular, luchando contra la incomprensión, la intolerancia y la irracionalidad social para con ese espíritu religioso.

Hinduismo, cristianismo e islamismo confluyen como una sola fe en Pi. Busca a Dios -o le seduce su creencia- al margen de una religión concreta o de una ortodoxia vacía y dogmática. Esta interesante característica del protagonista da pie al autor a hacer críticas directas y elegantes a algunos de los aspectos más intolerantes para con la fe y la espiritualidad humana. Martel nos hace reflexionar sobre asuntos como la ausencia de diálogo interreligioso entre las distintas confesiones, las pretensiones de superioridad moral de aquellos que defienden a Dios pero desprecian al prójimo, sobre el poco respeto que le tenemos a la Naturaleza y a su misteriosa armonía o la crítica a toda forma de ateísmo y agnosticismo: «El hecho de escoger la duda como filosofía de vida es como escoger la inmovilidad como forma de transporte.»

foto-la-vida-de-pi-5-351La búsqueda de la prosperidad llevará a la familia de Pi a emigrar de la India a Canadá, pero el barco que los transporta sufre el infortunio del naufragio. La segunda parte se corresponde con el cuerpo central de la novela y sin duda es la que hace justicia al subtítulo comercial de la obra, «creer en lo increíble». Sin desvelar nada que pueda restar interés al lector, esta parte narra un periplo náutico a la deriva por el Océano Pacífico en un pequeño bote junto a varios animales, entre los que se cuenta un tigre de Bengala, coprotagonista de esta historia, travesía que llevará al joven Pi a sufrir padecimientos inimaginables pero también a tener experiencias cercanas a lo místico.

Aunque toda la novela posee un fuerte simbolismo, la travesía por el océano es, sin lugar a dudas, un relato alegórico de la lucha por la vida, ante el sufrimiento y la adversidad. Es la parte del relato más inverosímil, disparatada e increíble. Un fantasía buscada para provocar una incredulidad que facilitará el desarrollo de la tercera y última parte y de su mensaje principal.

Esta parte de la obra -a la postre la más extensa- merecería una reflexión más amplia. Se pone de manifiesto, con la soledad del náufrago como escenario, el débil equilibrio de la vida, la fuerza natural del instinto de supervivencia y la banalidad de lo accesorio cuando lo fundamental no está cubierto. En los momentos más duros de la narración también se habla de Dios. Pese a que Dios no parece escuchar las plegarias del protagonista sujeto a penurias, este no deja de rezar ni pierde la fe; «la fe en Dios consiste en abrirse, en dejarse ir, en una confianza profunda, un acto libre de amor…». Dios es amor. La capacidad de amar lleva a Él y la fe en Él no deja de ser, a su vez, un acto de amor desinteresado.

Capítulo aparte sería desarrollar otra idea de fondo que se mantiene durante toda la segunda parte de la novela: el hombre frente a la inmensidad de lo existente. De la pequeñez y fragilidad del ser humano frente a esa inmensidad y por ende de la necesidad de humildad ante la vida y de buscar la felicidad de las pequeñas cosas. Y es así que el protagonista alimenta parte de su fe en los grandes acontecimientos naturales pero también en la grandeza de lo insignificante.

El final de la novela se concreta en unos pocos capítulos de forma sencilla y quizá algo abrupta, buscando un final efectista que enfatice el mensaje último de la historia. Un mensaje esencial al margen de la forma en que quiera ser contado.

foto portada 1En conclusión, La Vida de Pi no deja de ser una novela interesante en la medida en que pone de manifiesto y ensalza una serie de nobles valores y busca la reflexión conciliadora de las diversas posturas religiosas. Pero la novela es, en su conjunto, muy irregular. Lo es desde el punto de vista narrativo, con un ritmo lleno de altibajos que provoca que ciertas partes sean trepidantes y hermosas y otras torpes y aburridas, y lo es desde el punto de vista ideológico con pasajes donde el autor peca de pretencioso y extrañamente simplista, pero está sumamente revelador y acertado en otros.

En justicia, la novela es ingeniosa y entretenida. Subyacen como manantiales de agua fresca en el relato ideas dignas de reflexión, la mayoría de plena actualidad. Una historia que acerca a las personas y nos invita a vivir la vida en una convivencia fraternal de amor y respeto y en armonía con todo lo existente (o lo creado). Con una crítica directa a esa niebla de estupidez humana que nos impide ver más allá de nuestra propia vida.

Una elegante y legítima defensa de la fe en Dios y de la dignificante lucha por la vida. Una obra en la que Yann Martel sale airoso aunque no llegue a brillar.

Una bella historia que se podría resumir en una de tantas hermosas sentencias del padre Gandhi, presente en todo el libro:

«Lo mismo que un árbol tiene una sola raíz y múltiples ramas y hojas, también hay una sola religión verdadera y perfecta, pero diversificada en numerosas ramas, por intervención de los hombres.»

Que cada cual juzgue.

Resumiendo
  • Perfecto para: Un libro para todos los públicos. Ideal para entender la fe y tomar conciencia de lo que supone el respeto a otras confesiones y posturas religiosas. Además la novela se complementa con un rico anecdotario sobre la vida animal en los zoológicos.
  • Lo mejor: El espíritu conciliador de su mensaje, sus críticas elegantes y contenidas, su optimismo por la vida y la puesta en valor de la capacidad de superación y lucha.
  • Lo peor: El carácter pretencioso de algunos pasajes, un ritmo narrativo muy irregualr y sin duda una traducción al castellano notoriamente pobre y mala, como ponen de manifiesto la abundancia de errores sintácticos en toda la novela.
Sobre el autor

Canadian author Yann Martel.Yann Martel es un escritor canadiense nacido en 1963, en Salamanca (España). Hijo de diplomáticos, estudió Filosofía en la Universidad de Trent y ha vivido en Francia, Costa Rica, Alaska, México y Canadá. Ya de adulto, viajó durante mucho tiempo por todo el mundo, ganándose la vida en los más diversos trabajos. Fue profesor de Literatura Comparada en la Universidad Libre de Berlín y escritor residente en la Universidad Saskatchevan. Comenzó a publicar en 1993. La historia de la familia Roccamatio de Helsinki fue su primera novela, una obra sobre la amistad y la imaginación. A ésta siguió Self (1996). Con su tercera obra, Vida de Pi (2001), obtuvo el favor de la crítica y cientos de miles de lectores en todo el mundo, siendo considerado por L’Humanité como el más grande escritor del mundo de los nacidos en los años sesenta. Con ésta novela recibió el Premio Booker, el galardón más prestigioso otorgado a escritores de la Comunidad Británica. Actualmente reside en Saskatoon, Canadá.

.

  • Aquí podéis ver el trailer de la película La vida de Pi, basada en el libro de Yann Martel:

The following two tabs change content below.
avatar

Noel Álvarez

Colaborador en la sección de Reseñas de la Revista Nuevas Letras. Licenciado en Historia por la Universidad de Oviedo, ha colaborado en varias revistas especializadas, y actualmente administra el blog de poesía En los molinos veo gigantes.
avatar

Latest posts by Noel Álvarez (see all)

Deja un comentario