Entrevista a Pablo Escudero, ganador del X Certamen Jóvenes Talentos de Booket

Pablo Escudero

Pablo Escudero, en una imagen reciente / Pablo Escudero

Pablo Escudero es uno de esos escritores con un estilo propio, “no del todo tradicional” como él mismo ha llegado a definir, que logra despertar el interés de todos aquellos que han leído algún texto suyo. Decir que a nadie deja indiferente sería un cliché demasiado sencillo, pero la realidad es que su relato Literatopatías (Estudio Psiquiátrico Superficial sobre la Situación Coyuntural de la Literatura Contemporánea a falta de Referentes Claros) es la prueba más clara de ello. Con este texto, el escritor oriolano residente en Madrid, licenciado en Física, profesor de Matemáticas de Secundaria y estudiante de un Master en Literatura en la UNED, ha logrado proclamarse vencedor del X Certamen Universitario de relato corto Jóvenes Talentos Booket – Ámbito Cultural.

Este triunfo le ha supuesto a Escudero un merecido reconocimiento a su brillante trabajo, que ya había cosechado otros éxitos y buenos resultados en otros tantos certámenes literarios, tales como el XLII Certamen de Narrativa Ciudad de Alcalá 2011 (en el que se impuso con su libro de relatos Lejos de Lisboa), el Certamen de Creación Joven del INJUVE (donde logró un Accesit en la modalidad de Narrativa con sus Cuentos pendientes) o el propio Certamen Universitario de Booket – Ámbito Cultural, donde quedó finalista en 2008 con su relato Una llamada transoceánica.

Desde Nuevas Letras hemos tenido la oportunidad de entrevistarle y hablar sobre el mundo de los concursos literarios, de los cuales él afirma que han sido “la mejor manera que se me ha ocurrido de intentar dar a conocer mis escritos”. Al preguntarle por la importancia que estos certámenes han tenido en su carrera literaria, Escudero reconoce no creer “que la participación en concursos editoriales, tanto en los que he ganado como en todos los que no, haya influido en mi formación como escritor, si como tal entiendo mi manera de entender la escritura y escribir. De hecho nunca me he planteado escribir con un certamen en mente”. Y en cuanto a cómo su participación en estos concursos le ha ayudado a adentrarse en el mundo de las letras, Escudero confirma que nunca ha tenido la sensación de pertencer a dicho mundo: “si realmente hay un mundo de las letras, sigo viviendo en el extrarradio, encerrándome a escribir en mi habitación por las noches”.

Sin títuloSin embargo, Pablo Escudero no se opone al importante papel que estos certámenes desempeñan a nivel editorial y para el descubrimiento de nuevos autores: “Lo más importante es que den oportunidades a gente que tiene pasión por la escritura y no ve otra puerta a la que llamar”. A petición nuestra, el joven escritor ordena los que considera como los cuatro factores más importantes a la hora de presentarse a un certamen literario: “sin despreciar el dinero, claro, lo que más miro cuando tengo un relato o cualquier obra y pienso en presentarla a un certamen es si va acompañada de publicación (y en la medida de lo posible si esa publicación va a ser meramente testimonial o tendrá una difusión amplia) y quién va a juzgar mi obra”. “En cuanto al reconocimiento personal, está claro que cualquier mínimo reconocimiento es una palmada en el hombro, y se necesitan. Porque, al menos lo veo así, si no creyeras que lo que haces es bueno no le dedicarías horas y desvelos, te irías de cañas o al cine”, concluye el autor oriolano.

Ante la posibilidad de incluir Internet como un complemento activo en la formación de un escritor, Escudero se muestra un tanto escéptico: no sabe dónde situarlo. En su opinión, “Internet es una herramienta útil para consultar diccionarios, informaciones de todo tipo, hasta para buscar música que te acompañe durante las horas de escritura”. Y, a la vez que alaba las posibilidades que ofrece la red para el surgimiento de nuevos autores, también opina que no son una herramienta esencial según su punto de vista: “hay gente que me dice que podría servir para darme visibilidad a través de las redes sociales, pero la verdad es que no tengo ni Facebook ni Twitter y vivo bien así, con intimidad”.

Pablo Escudero, que ha escrito relatos, poesía y novela breve, confiesa ser un apasionado de los primeros: “te permiten bastante juego de narradores, tiempos y estructuras. Da para experimentar”. Aunque en estos momentos se encuentra en mitad de un proceso multicreativo protagonizado por una futura novela larga, para la cual anda tomando notas y que pretende desarrollar con mayor dedicación dentro de unos meses, nunca abandona los relatos: “de vez en cuando acuden a mi cabeza y piden turno. Y aunque en cierto modo esclaviza, me gusta la inmediatez que me piden los relatos. Sé que si no dejo cualquier otra cosa y me pongo con ellos se morirán y no podré volver a aprovechar esa idea”. Y es que, para este joven autor con una prometedora carrera por delante, la escritura es una parte esencial de su día a día. O como él mismo concluye: “Si no escribiera, me faltaría una parte muy importante de la vida”.

____________________________________________________________________________________________________

– Esta entrevista es un despiece que complementa la información del reportaje Concursos literarios: una puerta de acceso al mundo editorial.

The following two tabs change content below.
avatar
Editor y administrador de la Revista Nuevas Letras, estudió Periodismo y trabajó en la Unidad de Documentación, Archivo y Registro de la UMH. Viajero apasionado, lector crítico, y amante del periodismo, el diseño y la comunicación.
Publicado en: ENTREVISTAS

Deja un comentario