Las editoriales se suben al carro

Más que una amenaza, es una oportunidad. Esta es la premisa que defienden desde BookCrossing para animar a las editoriales a colaborar con su causa, y a no temer a una iniciativa que puede beneficiarles más que perjudicar a su imagen o su negocio. De hecho, según María Jesús Serrano, responsable de prensa de BookCrossing en España, “algunas editoriales contactan con nosotros para dar a conocer sus productos”, y realizan donaciones o colaboran públicamente con la iniciativa para hacerse publicidad y mejorar su imagen institucional.

La realidad es que, para las editoriales, el BookCrossing es una plataforma más de distribución de sus obras, de manera que un libro puede pasar por muchas manos y ser leído por muchas personas. Esta idea, en principio, no supondría un gran beneficio económico para las empresas editoras, pero tal y como afirma Serrano “es una práctica habitual que los usuarios de BookCrossing compren varios ejemplares de un mismo título para liberarlos”.

Lo cierto es que las principales editoriales españolas se han dado cuenta del rápido avance de la iniciativa y de su alto grado de aceptación entre los lectores de habla hispana. Es por esto que editoriales como Anaya, Santillana, SM, Seix Barral, Planeta, Círculo de Lectores, Medialive, Zeta Bolsillo, Random House Mondadori, Vicens Vives y otras muchas más, han donado muchos de sus títulos y han colaborado con eventos de promoción del BookCrossing en España y con liberaciones masivas de libros como la producida en Madrid en 2010, donde más de 30.000 libros se repartieron por toda la ciudad.

En definitiva, parece que las editoriales han abandonado sus reticencias, y han comenzado a ver la iniciativa del BookCrossing como una nueva ventana de sus obras hacia el mundo, y un buen incentivo a la lectura a través de la cultura del ‘libro libre’.

____________________________________________________________________________________________________

– Este texto es un despiece relacionado con el reportaje BookCrossing: el fenómeno de la biblioteca global.

The following two tabs change content below.
avatar
Editora y administradora de la Revista Nuevas Letras, diplomada en Redacción y Estilo, estudiante de Corrección Profesional en Cálamo&Cran, estudió Periodismo y trabajó en la Biblioteca de la Universidad Miguel Hernández de Elche. Viajera aficionada, amante de la literatura, escritora vocacional y librera en potencia.
Publicado en: EDITORIALES, INICIATIVAS

Deja un comentario